Existen gran cantidad de golosinas memorables e inmemorables. Dentro del tándem golosina+juguete, se encuentra el desaparecido Topolín.
Se trataba de una especie de sobre o bolsa de papel que contenía dos cosas:
1_un chupetín medio derretido y de un sabor difícilmente identificable (no era naranja, ni frutilla, ni limón, etc.)
2_un juguetito bastante pedorro.
Por lo general el juguete era una figura de plástico. Algunas de las cosas que han salido del paquete son: autitos, animales, una pequeña ballesta, una especie de sopapa, algo armable, y otras cosas aún más inservibles e irrecordables.
Se podría decir que uno de cada diez Topolines traía algo que realmente valía la pena y es por eso, sólo por eso, que la gente los seguía comprando.
La competencia del Topolín era el chocolatín Jack (que por suerte sigue existiendo). Ambos, además de traer distintos tipos de golosinas, diferían claramente en calidad/precio y en el hecho de que el Jack solo traía figuras inanimadas pero coleccionables.
Así convivieron durante años hasta la aparición de otro producto: el huevo de chocolate Kinder, que traía juguetes sorpresa de una calidad muy superior a la del Topolín, a un precio accesible.
De esta manera, en poco tiempo el reinado del innefable Topo se vio eclipsado por el poder del "huevo mágico" y a mediados de los 90 desapareció, dejando abandonada a toda una generación y sin responder a la pregunta que nos hacíamos todos: "¿cuándo carajo me va a tocar algo bueno?".

13 comentarios

Anónimo dijo... @ 11:40 a.m.

Es cierto, el chupetín era de un sabor indefinido y chato. Se terminaba enseguida y era medio feo. Y los juguetes eran una reverenda bosta. Gracias a Dios que llegó el huevo Kinder para ponerle fin a esa basura de ¿golosina?. Y el chocolatín Jack es inmortal.

WicKeD! dijo... @ 2:04 p.m.

Che, pero yo lo vi hace un tiempo... con envoltorio de plastico... Pase por un kiosco y dije "uy que bueno!! un Topolin..." pero no lo compre porque es cierto que era una candorcha.

G@b! dijo... @ 1:21 a.m.

el topolin aun existe!!!!se consigue en bolsita de plastico, de estampado muy pedorro, y si lo queres encontrar anda onda a esos quioscos q tienen mil años y golosinas del año del pedo...
ah!! en cuanto a los juguetitos a mi siempre me toco la cuchara con forma de avion...ah!!! y un peine, de plastico obviamente....

Anónimo dijo... @ 1:47 a.m.

Yo le pedía a la kioskera si me dejaba palparlo para tratar de adivinar que tenía, y me tocó una mamadera de plástico, una manito con una sopapa para pegar en un vidrio, todas cosas feas, pero uno caía como un gil con la esperanza de encontrar no sé que tesoro... El chupetin era feo, tenía palito de madera, ME EMOCIONÉ...
Ariel

Cher dijo... @ 10:50 p.m.

Hace solo unos años atrás me volvi a encontrar con la bolsa del topolino que para mi sorpresa no tenía chupetín!!!!!!! berreta aunque infaltable, solo trajo un juguetito comparable a los de piñata de cumpleaños... lamentable

Mochuelo dijo... @ 7:39 a.m.

Dios, que espanto era ese chupetín, muy muy feo. Pero le pedía a mi vieja que me lo comprara igual, cuando me llevaba al colegio, para ver si me volvía a tocar un autito que estaba zafable, y siempre me tocaba un bichito o una mamadera de mierda, jajajaja. Qué recuerdos, snif...

Anónimo dijo... @ 7:01 p.m.

eziste y la cadena se super Wal-mart todavia lo vende aca en argentina asi como algunos quioscos, el chupetin sigue c el ¿sabor? de siempre y el juguete q siempre sale el un palito q soplas para hacer q la pelotita(minima) que tiene se mantenga "volando", por asi decir. es juguetito se vendia seguido cuando yo era chica (tengo 23 años) y hoy en dia lo sigo comprando para mi pequeña

Anónimo dijo... @ 2:45 p.m.

ya que hablamos del kinder, alguien de se acuerda de su equivalente argentino, el "toys",me acuerdo que costaba la mitad de lo que valia un kinder y los juguetes que traia eran medio garcha tambien,pero te llevabas 2 juguetes garcha por el precio de 1,eso hacia mi vieja para economizar al comprar por 1 peso dos huevos y asi dejar contentos a mi hermano y a mi

Anshilina dijo... @ 1:10 a.m.

Sé que el chupetín de Topolin era un asco, recuerdo ese sabor a "no se que" pero más feo era "el pirulin" de la plaza... ahhh por lo menos el "Topo" venia con la sorpresa... que si el quiosquero "era amigo" lo dejaba palpar...Lo más grande que logré fue un VELERITO pedorro... ahhhhhh y la mamadera... y un trompito.

Esteban dijo... @ 11:43 p.m.

Sí! La kiosquera de mi barrio le hacía un pequeño agujerito para saber lo que había y así elegir, no el mejor, pero sí el menos feo. Bueno, me voy a jugar con el baldecito de plástico y el rastrillo

Anónimo dijo... @ 4:52 a.m.

A MI UN PAR DE VECES ME TOCO UN SOLDADO DE PLÁSTICO TAN GRANDE COMO LA BOLSA DEL TOPOLINO.

Anónimo dijo... @ 1:18 a.m.

A mí una vez me tocó un muñequito con la cara de Macri ¡¡¡ un asco !!!

Anónimo dijo... @ 1:54 a.m.

yo conservo las armonicas y guitarras que salían como tb a muñequitos del espacio. A mí me gustaba el chupetin pero te dejaba a veces un dolor de muela espantoso!!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Clicky Web Analytics