A comienzos de los 80´s (década harto abarcada en las últimas notas) se denominó los "galancitos" a un grupo de jóvenes actores que trasladaron éxitos televisivos al mundo del teatro. Con miles de seguidores en todo el país, cada presentación era un éxito.
Debido a lo anterior, decidieron conformar un equipo de fútbol. Decir que estaba integrado nada más que por "galancitos" sería una falacia, pero mejor que lo explique uno de sus integrantes: "Yo fundé el equipo de los Galanes. Hasta la llegada de Carlín Calvo, Ricardo Darín, Mayorano, Grandinetti y Taibo, éramos el equipo de los actores, pero no nos conocía nadie. Salvo Pablo Codevilla y Hugo Arana, el resto no existíamos" asegura Adrián "Facha" Martel, y al nombrar a Codevilla queda claro que no se trataba solo de "galanes".
Lo cierto, es que en la época de oro llegaron a jugar: Dario Grandinetti, el Facha Martel, Carlos Calvo, Raúl Taibo, Carlos Olivieri, Ricardo Darín, Pablo Codevilla, Miguel Ángel Solá, Norberto Díaz, Gonzalo Urtizberea (hermano de Mex), Hugo Arana y Jorge Mayorano, entre otros. El director técnico era Luis Tasca, y en ocasiones atajaba su hijo.
"Los Galanes" recorrieron el país jugando partidos a beneficio de alguna institución, por lo general contra viejas glorias del lugar o conjuntos integrados por periodistas. En estos encuentros, el representante del equipo pedía una lista de buena fe y que los rivales no sean menores de 30 años, ya que en el interior les ponían pibes que jugaban muy bien (o pegaban mucho) y no eran periodistas.
Sobre esos trajinados viajes quedaron muchas historias: "nos esperaba un micro fuera de los partidos y entonces iban señoritas, admiradoras, salían de la cancha y se quedaban con nosotros. Lo llamábamos el "micro del amor", y firmábamos autógrafos, comíamos bocaditos..." afirma Raúl Taibo, mientras que el "Facha" cuenta que "cuando iba en el micro me tomaba un Tamilán y salía a jugar con todo. Si me hacían un doping, no lo superaba. Tiraba los centros y los iba a cabecear. Lo más gracioso es que en la planilla siempre poníamos que el preparador físico era Pepe Tamilán y nadie se daba cuenta. Teníamos un ritmo de vida difícil para ser futbolistas".
Sobre aquellos días, Pablo Codevilla recuerda: "Imagínate que yo jugué en el equipo de 'los galancitos'. Yo, petiso, pelado, pecoso y gordo, jugaba con ellos. Era uno más. Lógico que la camiseta 10 la usaban Calvo, Darín o Taibo. Yo era marcador de punta, pero siempre estaba. Organizaba y mediaba si había algún quilombo".
Lo anterior trae otra anécdota. En cierta ocasión Carlín no podía ir a jugar un partido al interior y Darín le pidió usar la camiseta número 10. Calvo, que no la quería largar por nada, la guardaba en su casa y finalmente aceptó cederla, pero con un pequeño detalle: mandó la camiseta desde su casa al estadio en un patrullero.
Más allá de la actuación, había un par de jugadores con antecedentes futboleros. Carlos Calvo, que era el crack del equipo, se había probado en Platense y Deportivo Morón sin éxito, mientras que el Facha Martel (el capitán) había jugado 6 meses en un equipo de Mar del Plata antes de dedicarse al teatro.
Por otro lado, cabe destacar de donde viene el apodo de Adrián Martel: "Empezaron a llamarme Facha en la época de los partidos de fútbol con el equipo de los galanes. Cómo había tantas mujeres mirando el partido, antes de salir a jugar yo me peinaba con secador. A pesar de la posición que me habían asignado en la cancha, mi tendencia empezó a ser la de irme a un costado porque era el alambrado donde estaban las mujeres. De cuatro que intentaba, tres terminaban en gol de los contrarios. Una vez Carlín se calentó y me gritó: "Pará de hacer facha". Finalmente, terminé cambiando el puesto" cuenta quien parece tener el mejor anecdotario de todos.
Todo esto para llegar al mayor momento de gloria que haya dado este equipo: el gol maradoneano de Carlín contra un equipo de periodistas, en el estadio mundialista de Mar del Plata, el 23 Febrero de 1981.
Era tal la fiebre por "Los Galancitos", que el partido fue transmitido en directo por ATC y el equipo fue dirigido por el entonces técnico campeón del mundo, César Luis Menotti.
Lo que pasó, quedó grabado en la retina de los espectadores: a los 44 minutos y 23 segundos de la segunda etapa, un Carlos Calvo prácticamente en una sola pierna, arrancó en mitad de cancha y tras eludir a un par de rivales definió con categoría, mientras el relator Oscar Gañete Blasco gritaba: "golazo, golazo de Diego Armando Calvo". Todo esto, un lustro antes de que el 10 se cargara a medio equipo inglés para construir el mejor gol de la historia.
Años después, en 1997, Carlín quiso incluir este gol en la presentación "R.R.D.T" pero Adrián Suar no quiso por que al parecer "la imagen era mala" (que se puede esperar de un tipo que no jugó en la quinta de Maradona por que la cancha "estaba mal") aunque el ex "Amigos son los amigos" recuerda que "hice como 17 copias. Una ya está gastada porque la vi no menos de 40 veces, pero otras estaban buenas".
Pasarían 10 años desde "el mejor gol de la historia hecho por un galancito" hasta lo que podría denominarse como el último partido del equipo. En Agosto de 1991, se enfrentaron en la cancha de Ferro (ante 20 mil personas) contra Futbolistas Argentinos Agremiados (a beneficio del Hospital Fernández y en homenaje al actor Adrián Ghio) con un refuerzo de lujo: Diego Armando Maradona (por entonces suspendido), con quien ya habían jugado a principios de los 80 (foto a la derecha).
¿Por qué decimos que se trata del último partido de "Los Galancitos"?: por que es el último evento importante en el que jugó Carlín (el alma del plantel), aunque en esa ocasión el equipo fue denominado "actores".
En dicho encuentro hubo una mezcla de camadas: Diego Torres, Pablo Rago, Fernando Lúpiz (gran arquero, de quien ya hablamos en el post de "Detective de Señoras"), los Midachi, Luciano Castro de "Jugate Conmigo" (en esa época atajaba en Argentinos Juniors), y Hugo Arana, entre otros.
A pesar de la derrota 5 a 4 (3 de Maradona y 1 de Miguel del Sel) volvieron a jugar un partido televisado e incluso, por tratarse uno de los primeros encuentros de Maradona desde su suspensión, las imágenes dieron la vuelta al mundo.
Así, a pesar de un par de intentos por reflotar la idea, concluyó la saga de los galancitos. Ya no transitan más las canchas, pero dejaron mucho: el gol de Carlín y mil anécdotas del Facha. ¿Les parece poco?.



6 comentarios

Anónimo dijo... @ 9:45 p.m.

que golazo de carlín!!! me acuerdo que amigos son los amigos jugaba al fútbol 5 y se notaba que la movía, pero no tenía idea de lo de lso galancitos. fumá!

BUDOKAN dijo... @ 7:54 p.m.

El gol de Carlín es mejor que el de Diego y Messi! No se puede creer lo que corría este muchacho!

Alicia in England dijo... @ 8:53 a.m.

No lo puedo creeeeer!!!

Yo tenía el poster donde están con las camisetas azules!!!

Qué emoción verlo después de tanto tiempo...

Ahora pregunto, qué tiene de "galancito" Gonzalo Urtizberea??!?!?!?

spartacux dijo... @ 4:18 p.m.

uhh!! mi colegio jugo contra los galancitos y no solo venian los famosos hombres!! recuerdo que vino sandra de sandra y las smiths.. ja! todo el mundo sacandose fotos.. y desde la tribuna le cantabamos a darin : darin saluda o de la cancha no te vas!!

todo a beneficio de mi colegio.. unos genios!!

Pepe Tamilan dijo... @ 6:46 p.m.

La verdad cualquiera.. yo les daba los nariguetazos de merca para que corran y corran!!! y ahora despues de eso les tendria que dar la pastilla azul!!! ya estan for fai todos!!! jojojoo

CARLOS RAFAEL VIEIRA dijo... @ 4:55 p.m.

El facha Martel seguro jugaba mejor sobre la línea blanca.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Clicky Web Analytics