En 1999 la productora Play Now decidió que era una buena idea realizar una versión libre de la clásica novela Drácula de Bram Stocker y trasladar la historia a la Argentina. Y que mejor que Carlos Calvo, un tipo hasta el día de hoy identificado con el Carlín de “Amigos son los amigos”, para encarnar al vampiro.
La historia comienza con un breve pantallazo de lo que pasó hace cinco siglos, cuando un ataúd es tirado al mar y un personaje, Zorda interpretado por Alejandro Awada, se retuerce de dolor sabiendo que un no muerto va en ese féretro y ya no podrá ultimarlo clavándole una estaca en el corazón.
Este vampiro, llamado Dreshko, vagará en un su ataúd por los mares hasta arribar a las aguas del Río de la Plata y llegar a tierra justo en julio del año 1978, momento en el que Argentina obtiene jugando como local su primer campeonato mundial de fútbol.
Allí cenará como víctima a María Eugenia Tobal, en una escena muy solicitada por los amigos de onán, y se fugará justo antes de que llegue Zorda (que no se sabe por que estaba justo ahí), quien será apresado por un policía interpretado por Ulises Dumont. Zorda posteriormente va a parar a un manicomio y la acción se traslada a 1998.
En la Buenos Aires de fin de siglo Dreshko es un profesor que dicta la cátedra de Anatomía en la Facultad de Medicina y que descubre entre sus alumnos a Lourdes (Magalí Moro), la hija del rector de la facultad que le recuerda a un viejo amor.
Así las cosas Carlín, perdón: Dreshko, se dedica a intentar seducir a Lourdes y a realizar actividades ligadas al mundo del "vampirismo", asesinando para comer y ocultando los cadáveres en la facultad, a la vez que Zorda se vuelve una especie de Van Helsing local, y aquel comisario (Ulises Dumont) es justamente el encargado de investigar los extraños crímenes.
El ciclo contaba con la dirección de Diego Kaplan que por ese entonces estaba a cargo del programa conducido por Roberto Petinatto "Duro de acostar", y posteriormente trabajó en "Salvajes" (1999), "Mosca y Smith en el Once" (2004), "Teléfono descompuesto" (2005), además de realizar su propia película: ¿Sabés nadar? (2002). Sin lugar a dudas la buena tarea de Kaplan y los 150 mil dólares que se invertían por capítulo (en los últimos momentos del uno a uno) evitaron que el papelón fuera mayor, ya que la dirección y el trabajo técnico estaban muy por encima de las inconsistencias del guión.
El elenco de Drácula incluía además perlas como Baby Etchecopar (ya nombrado en SQM por su tristísimo desempeño en “Contrafuego”) en el papel de un cura, las actuaciones de Enrique Liporace, Juan Ignacio Machado, Julieta Ortega, Carolina Fal, Iván González y Coraje Abalos, estos cuatro últimos ex protagonistas de "Son o se hacen", programa de semi culto que también era dirigido por Kaplan.
Cabe destacar que "Drácula" era una Miniserie que en principio iba a verse por la pantalla de Telefé y con Ricardo Darín en el papel del conde pero que finalmente se emitió por canal 2 con Carlos Calvo. Además originalmente estaba pensada la realización de 13 episodios, pero luego fue acortada a 11 por los problemas de salud de Calvo.
¿Qué fue lo que le ocurrió?. En un comienzo Calvo aceptó el papel por que se proponía como tantas otras veces darle una vuelta de tuerca a su carrera y dejar atrás el personaje de Carlín, pero luego de una serie de eventos desafortunados anunció que temía sufrir una maldición por interpretar a Drácula.
Lo que ocurrió fue que desde que comenzaron las grabaciones en octubre del 1998 todo comenzó a complicarse en su vida. En diciembre del 98 fue asaltado por cuatro hombres que lo tuvieron como rehén y se llevaron su auto. En enero del 99 sufrió un accidente automovilístico por el que lo internaron en terapia intensiva mientras que su pareja, embarazada de siete meses, sólo padeció heridas leves. En marzo, momento en el que aún continuaban las grabaciones de la serie, Calvo sufrió un ataque de hemiplejia que le afectó la parte izquierda de su cuerpo. Debido a esto cambió para siempre su vida y debió abandonar el ciclo. Según Carlos Calvo el nacimiento de su hijo en mayo de ese mismo año fue el aliciente para que iniciara su larga recuperación, la cual duró años.
Entretanto Lorenzo Quinteros lo reemplazó en el papel del conde mayor, era Drácula mismo, y el ciclo que además sufría la falta de rating concluyó dos capítulos antes.
Así culminó un extraño proyecto que tuvo un pésimo final. Por suerte actualmente Carlos Calvo está prácticamente recuperado, retornó a la actividad teatral y hasta volvió a compartir un escenario con Pablo Rago. Seguramente él sabe que para muchos seguirá siendo Carlín, que otros tantos recordaremos siempre la interminable cantidad de anécdotas que generó en el equipo de los galancitos, y que casi nadie recuerda a aquel Drácula. Y la verdad, no está tan mal que así sea.


4 comentarios

Anónimo dijo... @ 6:55 p.m.

Recuerda unas escenas en las que carlín volaba, estaban muy bien hechas pero era carlín, era gracioso verlo volar.

bks dijo... @ 7:44 p.m.

Lo más increíble es que según este muy buen artículo, la mujer de Carlín en enero estaba embarazada de 7 meses y el purrete nació recién en mayo.
Un caso único de un oncemesino, sólo a la mujer de Drácula le puede pasar algo así.

Bizarro dijo... @ 9:18 a.m.

Por favor una nota tan completa como esta de Hacker! Argentina potencia!!! :D

Trovador urbano dijo... @ 1:13 a.m.

la verdad una seria tristemente celebre por el accidente de carlin, "la maldicion del conde" segun decian los medios de la epoca, el director no es malo y la serie tampoco lo era no fue su momento... y en cuanto a lo del embarazo no me acuerdo pero si es cierto que tenia errores de continuidad

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Clicky Web Analytics