Si por algo se caracterizó la década de los 80 fue por la gran cantidad de films protagonizados (o co) por animales y particularmente, por monos.
Esas aventuras y comedias para pasar el rato que tantos padres eligieron alquilar en video para entretener a sus hijos en el fin de semana.
La idea era siempre la misma: poner a simios en situaciones insólitas, fuera de lo común y vestirlos de forma graciosa. Otra técnica era explotar la supuesta inteligencia de los simios.
Esta última temática se ve en el paradigmático film simiesco "Proyecto X". La película, de 1987 y dirigida por Johnatan Kaplan, trata sobre el cadete de la fuerza aérea Jim Garret (Matthew Broderick) que es castigado por mala conducta y recibe el encargo de cuidar a unos chimpancés, actividad clave para llevar a buen puerto el misterioso Proyecto X, un plan del que se habla mucho pero del que en realidad se dice más bien poco. La curiosidad de Jimmy lo lleva a descubrir que se trata de un proyecto militar donde los chimpancés se están entrenando en los simuladores de vuelo con el fin de ser utilizados en la guerra. Más allá de los monitos vestidos de pilotos, Proyecto X es una crítica a la experimentación con animales, cosa que no muchos niños habrán llegado a captar.
Este film es no solo un clásico moneril, sino del videoclub, de los micros de larga distancia y de las tardes de Sábado de Telefé, categoría que la pone al nivel de "Juegos de Guerra".
Otra cinta que sigue los lineamientos es "Going Monkey!" (1981), en la cual Oscar (Tony Danza) debe cuidar a 3 orangutanes por tres años para obtener cinco millones de dólares de herencia su padre. Bien de los 80, bien comedia pedorra, bien de monos.
Miles más de la misma tónica se hicieron en esa década, pero vale rescatar dos de los 90 que resultan muy simbólicas.
Ed (1996) protagonizada por Matt LeBlanc, cuenta la historia de un chimpancé que llega a jugar en la tercera base para un equipo de Baseball. No tiene sentido agregar más.
Cerrando nuestro repaso de Monkeys Films está "Dunston llega" (1995) con un para nada despreciable elenco, compuesto por Faye Dunaway (Bonnie y Clyde, Chinatown), Jason Alexander (Seinfeld), Rupert Everett (Shakespeare Enamorado), Paul Reubens (Pe Wee Herman), y un orangután. La película trata sobre un orangután que se pierde en el elegante Hotel Majestic la tarde en que se celebra la fiesta de sociedad de la temporada. "Mi colega Dunston presenta una aventura fantástica sobre la vida en un gran hotel y cómo las cosas se ponen patas arriba con la llegada de un invitado inesperado", dicen algunos aunque otros creemos que se trata simplemente de "otra película de monos".
Y este mal, este terrible mal, vuelve a darse de vez en cuando, aunque actualmente esta siendo reemplazado por films de animación digital (del tipo de "Madagascar"). Aunque, reconozcámoslo, un animal hecho por computadora no tiene la misma gracia que un mono en pañales. Ni en pedo.

3 comentarios

Anónimo dijo... @ 7:46 p. m.

Mención aparte merece la película El Planeta de los Simios, bastante chota por cierto.

Anónimo dijo... @ 12:33 a. m.

creo que "la" pelicula ochentosa de monos, es shakma, el mandril asesino que se lastra a un grupo de pendejos estudiantes encerrados en un edificio porque jugaban no me acuerdo que juego poronga, jaja, que gloria!!

Anónimo dijo... @ 5:27 a. m.

NO ESCRIBAN FORRADAS ANONIMOS, DEJEN A LOS QUE SABEN.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Clicky Web Analytics