El Maniac Mansion apareció originalmente en 1987 para Commodore 64 pero se hizo conocido a partir de 1988, momento en el que salió al mercado una versión para PC compatible con gráficos EGA, CGA y también con Hércules (dos colores). Seguramente varios de los lectores lo hayan estado jugando horas en alguna XT (o AT, los más suertudos) con un monitor blanco y negro (en color solo para elegidos) y luego de haber cargado diskettes BASF de 5 1/4, a fines del 80 (solo los más adinerados) o principios de los 90.
Para los que no tuvieron las suerte de jugarlo, o su memoria prefiere recordar cosas más importantes, aclaramos que se trata de un videojuego pionero del género de aventura gráfica que fue lanzado por la compañía LucasFilms (luego pasó a llamarse LucasArts) y que usaba un sistema creado específicamente para el juego (SCUMM) que supuso una revolución en las interfaces de juego para su época. Cabe aclarar que la dinámica de las aventuras gráficas consiste en ir avanzando en el juego a través de la resolución de diversos problemas, interactuando con personajes y objetos, usando un menú de acciones.
Además es uno de los primeros juegos que cuenta con una historia, una trama que va mucho más allá de vencer al rival o rescatar a una chica, aunque este fuera el objetivo último. La extrañísima historia del Maniac Mansion, un homenaje a las películas de terror de clase B, cuenta que desde que un meteorito cayó hace unos 20 años cerca de la mansión del Dr. Fred Edison ocurren cosas extrañas en el lugar. El Meteorito trastornó al científico y desde entonces quiere experimentar con cerebros humanos. Precisamente sobre el comienzo del juego Dave Miller, el protagonista, descubre que su novia Sandy Pantz (una porrista) fue secuestrada por el doctor Fred para quitarle los sesos, por lo que decide ir a rescatarla con la ayuda de dos amigos. Aquí aparece una de las novedades que impone este juego: la posibilidad de elegir a dos personajes de entre un grupo de seis, cada uno con sus propias habilidades, de modo que la estrategia a seguir será diferente dependiendo de los escogidos. También debido a lo anterior cuenta con múltiples finales alternativos. Los personajes entre los que se puede elegir son: Bernard Bernoulli (un nerd), Razor (líder de una banda de punk rock), Wendy Wells (escritora), Jeff Woodie (un surfista, muy parecido a Mark de Sun Surf), Syd (un músico de New Wave) y Michael F. Stoppe (fotógrafo, uno de los primeros personajes de piel negra aparecidos en un videojuego).
Así que luego de seleccionar la compañía se ingresa a la gigantesca casa, en donde cada habitación es más extraña que la anterior, hay un laboratorio, y particularmente coloridos personajes como Edna (una enfermera y esposa del Doctor Fred), Ed el raro (hijo de Fred y Edna), Ted (una momia que es primo de Edna), el tentáculo verde (quiere ser músico de Rock), el tentáculo púrpura (la mano derecha del Dr. Fred) y el misterioso Meteoro púrpura. Una vez adentro se planteaban acertijos que impedían avanzar en el juego hasta resolverlos, cuestiones tales como averiguar para que sirve la llave amarilla, que hacer si me cruzo con un tentáculo y que pasa si pongo al hamster en el microondas. Sin lugar a dudas que se trata de un gran juego, difícil de explicar, y muy complicado de resolver (se puede bajar en este sitio).



Una curiosidad del Maniac Mansion es que en 1990 Lucasfilm publicó una versión para la NES que fue censurada, debido a las políticas de Nintendo y del distribuidor Jaleco de eliminar cualquier cuestión que pudiera llegar a ofender a los usuarios, como referencias religiosas, lenguaje "adulto", violencia o sexualidad. “Nintendo no aprobará cartuchos con contenidos sexuales sugeridos o explícitos, ni representaciones de violencia excesiva gratuita” fue una de las advertencias que recibió el programador Douglas Crockford, quien posteriormente escribió el artículo "The Expurgation of Maniac Mansion", donde cuenta sus problemas a la hora de adaptar el juego (un video sobre el tema acá). Entre las ridiculeces que le plantearon, Jaleco avisó que no podía aparecer la palabra “Matar” (a pesar de que si se puede matar a los personajes) y como en una habitación había unos videojuegos y uno de ellos se llamaba “Kill thrill” (”Emoción de matar"), se le cambió el nombre por “Muff Diver” (”Buceador con manguito”). Pero “Muff Diver” también puede interpretarse como algo que traducido sería “buceador de bello púbico”, por lo que a pedido de Nintendo hubo que cambiarlo otra vez y finalmente se llamó “Tuna Diver” (”Pescador de atunes”). Además, hasta se eliminó la posibilidad de calentar el hámster en el microondas hasta la muerte, algo que disfrutaban 9 de cada 10 jugadores del Maniac Mansion.
Por otro lado, también en 1990 se lanzó en Canadá una sitcom muy ligeramente basada en el juego, llamada de igual manera, y que estaba centrada en la vida del Doctor Fred y su familia dentro de la mansión (video acá). En la serie el Doctor Fred también era un científico loco, con un meteorito en su laboratorio, pero a diferencia del juego había convertido a su hijo de cuatro años en un gigante y a su hermanastro en una mosca con cabeza humana. A pesar del insólito argumento tuvo un éxito relativo, llegando a emitirse un total de 66 episodios hasta 1993.
Precisamente en el 93 se lanzaría "Maniac Mansion 2: Day of the Tentacle" ("El Día del tentáculo"). La trama del juego empieza tiempo después de lo sucedido en el Maniac Mansion y de los seis personajes originales sólo queda Bernard, el nerd. Bernard vuelve a la mansión con sus amigos Hoagie y Laverne para liberar al tentáculo verde y evitar que el tentáculo púrpura logre dominar al mundo, algo que se vuelve su objetivo luego de tomar un residuo radioactivo que además hace que le crezcan brazos. El plan de Bernard y sus amigos es volver en el tiempo, usando las Cron-O-Letrinas del Dr. Fred, para impedir que el Tentáculo Púrpura beba los residuos radioactivos, pero una falla en la máquina del tiempo hace que Hoagie viaje doscientos años al pasado, Laverne doscientos años al futuro (un futuro dominado por tentáculos) y Bernard quede en el presente. Así que Bernard, con la ayuda del tentáculo verde, debe encontrar un diamante para que la máquina funcione correctamente, mientras que Hoagie y Laverne deben volver a sus Cron-O-Letrinas y conectarlas a una fuente de energía para poder volver. Un detalle, quizás un gran detalle, es que en El día del tentáculo se puede jugar al Maniac Mansion usando la computadora que se encuentra en la habitación de Ed el raro. Sin duda se trata de otro juegazo, que incluso fue conocido por muchos antes de saber que era la segunda parte de la saga (web para bajarlo).
Hoy en día Maniac Mansion sigue cosechando adeptos y hay toda una serie de aventuras gráficas hechas por fans en la que cada desarrollador puede crear su propia historia, las cuales se pueden encontrar en la página Maniac Mansion Mania. Incluso en 2004 un grupo de fans crearon una remake para Windows del juego original, llamada Maniac Mansion Deluxe (acá se puede descargar).
Finalmente, cabe destacar que a partir de 2002 también se edita una tira cómica basada en El día del tentáculo.
Como se ve, el universo del Maniac Mansion es amplio y tiene posibilidades de seguir extendiéndose, por eso tal vez en un futuro podamos disfrutar de una película. Aunque pareciera que algunos fans ya están haciendo algo al respecto...

5 comentarios

Lucho dijo... @ 8:38 p.m.

Que buen recuerdo. Tengo los tres: el primero, el segundo en su cd original y la remake del 2004.

A veces me pinta la nostalgia y me pongo a jugarlos.

Anónimo dijo... @ 10:43 a.m.

Juegazo total!!!! La verdad es que era muy dificil, solo lo pude dar vuelta siguiendo las soluciones que venian en una revista. Ahora lo voy a bajar y veo si lo puedo dar vuelta sin ayuda. Gran recuerdo

Diego dijo... @ 2:57 p.m.

Terrible! Otro gran juego de la misma compañia y en el mismo estilo es el glorioso Monkey Island. Merece una nota, o varias

Luis dijo... @ 1:49 p.m.

Trrible juegazo, será bajado y vuelto a jugar. Las soluciones del maniac ni me las acuerdo, pero hace unos años volvi a jugar al día de los tentaculos y era imposible. Que dificiles que eran los juegos de antes.

Lord Khyron dijo... @ 5:10 p.m.

Sin duda el género "aventura gráfica" le debe muchísimo a estas dos joyas de la programación. No las jugué en su momento porque no tenía una compu cercana pero aprecié lo que fueron para la época. Hay un libro que trata acerca de esta época de oro de Lucasarts llamado "Rogue Leaders" que espero leer algún día. Genial post.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Clicky Web Analytics