"Lucho y Tito, mecánicos del Enterprise" aparecieron en 1999 en el canal Uniseries de I-Sat pero rápidamente el ciclo pasó a llamarse "Lucho y Tito, mecánicos del Espacio". Emitido entre las 20 y las 2 de la mañana “cada hora a las menos cinco”, este micro contaba la historia de los argentinos Lucho (de celeste) y Tito (de naranja) quienes trabajaban en el sótano de la Entrerprise, la popular nave de Star Trek, lugar donde tenían su taller. Desde ahí se encargaban de reparar los desperfectos mecánicos de la nave obviamente "atando todo con alambre".
Javier Lombardo era Lucho y José Luis Oliver se "ponía en la piel" de Tito. Lombardo y Oliver se forjaron en el underground porteño, con actuaciones en El Parakultural (de donde salieron Capusotto, Casero y Alberti, entre otros). Incluso Oliver formó parte de "Delicatessen" en 1998 y Lombardo pasó por "De la Cabeza", lo que posteriormente se convertiría en "Cha cha cha", pero sus rostros se hicieron conocidos gracias a varias publicidades, sobre todo el de Lombardo (apareció en las de Telefónica de Argentina, Yerba Mate Boca Juniors, Banco de Boston y Mono Bingo, entre otras).
Empezaron a trabajar juntos en 1995 en el programa de América “Pinball” (ya analizado en SQM), con Leo Rosenwasser, Husni y la actual primera dama bonaerense Karina Rabolini. "Yo ahí entré con Marcelo Mazarello para unos fillers, diez segundos, antes del corte. Javier escribía los guiones. Después estuvimos juntos en “Naranja y media”. Ledo nos llevó al 9 y estuvimos en esa gran porquería que fue “Lo tuyo es mío” (con Cecilia Dopazo y compañía), y hacíamos de policías, laburábamos juntos, empezamos a jugar. Lo aprovechamos como una beca monetaria y como taller de improvisación, nos permitió conocernos, probar y disfrutar. Empezamos a tener onda y de ahí en más podemos laburar esto y muchas cosas más", cuenta Oliver.
De ahí saltaron a Lucho y Tito, e incluso terminaron escribiendo los guiones. "Son dos mecánicos, argentinos y chantas, en la nave de “Viaje a las estrellas”. Pero la única conexión es que hablamos del espacio y estamos vestidos como tipos de la serie, sin poder arreglar nada y gastando a todo el mundo", decía Lombardo.
Pero de a poco estos dos mecánicos de barrio fueron dejando de lado el arreglo de los desperfectos intergalácticos del transporte espacial para dedicarse a la música, aprovechando el tiempo libre en la nave para tocar temas de su autoría en versión acústica. Así fue como fueron agregando cada vez más canciones, muchas veces acompañados por un invitado que podía ir desde un extraterrestre, pasando por un grupo de Hare Krishnas, hasta Fabiana Cantilo. De allí salieron temas como "Se que me voy a morir/Gianola (video arriba), "Me importas Kirk" (letra abajo), "Falso Crup", "Tararira", "Asado Nacional", "Encomienda de chorizos" y "Examen (Racing)", con los que Lucho y Tito lograron una cantidad considerable de seguidores.

“Que se quede el infinito sin estrellas,
o que pierda su energía la Enterprise,
pero el negro de Uluma que no muera,
las orejas de Spok no crezcan más...

Me importa Kirk, y Kirk, y Kirk,
y nada más que Kirk...

Flor de jopo,
Flor de chongo,
¡Flor de turro,
el capitán Kirk!

Me importa Kirk, y Kirk, y Kirk,
y nada más que Kirk”

Así llegamos hasta el especial de Navidad de Lucho y Tito de una hora de duración. Poco después, tras alrededor de 40 "episodios" (varios pueden verse en youtube), el programa dejó de emitirse vaya uno a saber por qué. Lombardo y Oliver tenían por aquellos días la propuesta de realizar una sitcom en CableMatch, la señal que Marcelo Tinelli planeaba poner en el cable, pero el canal murió antes de nacer y el proyecto quedó en la nada.
Poco se sabe de José Luis Oliver tras Lucho y Tito. El único dato cierto es que en 2000 realizó el unipersonal teatral "El Místico" y posteriormente volvió a los comerciales. En cambio Javier Lombardo continuó con las publicidades y mantiene una prolífica carrera tanto en cine como en TV y en teatro, escribiendo incluso varias obras. En televisión pasó por "Durmiendo con mi jefe" (2003), "Padre Coraje" (2004), "Doble vida" y "El capo" (2007), entre otros. En cine actuó en "Papá es un ídolo" (2000), "El descanso" (2002), "Un día en el paraíso" (2003), "Dolores de casada" (2004), "El favor" (2004), "Abrígate" (2006) y "Uno" (2009), aunque claramente su actuación más recordada es la de "Historias mínimas" (2002).
"La televisión es ingrata, porque es una picadora de carne. Ahora necesita un respiro, y le dan cabida a cosas nuevas, porque está hecha bosta, entonces hay una camada de gente que le da el aire que necesita, pero te exprime lo más que puede y después te descarta, porque llega siempre a la saturación. Y no te deja volar mucho. No es justamente nuestro caso, porque el cable tiene otros parámetros, por suerte", afirmaba en aquel momento Oliver. Lamentablemente, a más de 10 años, las cosas siguen igual en la TV argentina aunque, de nuevo lamentablemente, Oliver se equivoca: ni ellos ni el cable pudieron escapar a la lógica televisiva de la picadora de carne.

6 comentarios

Anónimo dijo... @ 3:07 p.m.

Geniales, simplemente geniales eran los micros de Lucho y Tito. A Lombardo se lo ve seguido, que habrá sido de Oliver? Estaría genial que vuelvan a hacer algo juntos.

Anónimo dijo... @ 8:28 p.m.

Estaban re limados; eran buenísimos.
lástima que ni en el cable haya espacios alternativos para un poco de humor distinto.

Anónimo dijo... @ 11:34 a.m.

Estos videos no tienen audio.

Anónimo dijo... @ 7:51 p.m.

Los videos son geniales! a mi anda el audio, colega fijese que no sea un problema de su pc así podrá disfrutar de Lucho y Tito.

Dieguistico! dijo... @ 10:31 p.m.

¡Me acuerdo que siempre esperaba que den el micro de Lucho y Tito en el glorioso canal Uniseries! Es inexplicable que estos dos tipos, que tenían talento (y Javier Lombardo además demostró ser un gran actor, no sólo cómico, en especial con su papel inolvidable en "Historias Mínimas"), estén prácticamente desaparecidos, habiendo tanto nabo que no hace reir a nadie y cobra un sueldo en la TV de aire.

Anónimo dijo... @ 12:50 p.m.

¡Impresionantes! ¡Pocos pueden realizar este tipo de humor en tan pocos minutos! De Lombardo se sabe que es un gran comediante, el otro (Oliver) otro genio, un humor inglés que pocos pueden darse el lujo de desarrollar en estos pagos. Recuerdo las publicidades de Telecom, pequeñas piezas de cine si se quiere, con una actuación del tipo realmente grandiosas, eran clases de teatro y comicidad. Hasta en Naranja y media, tira pedorra si las hubo, su personaje rompía las estructuras y realizó desde teatro mudo (detrás de la cabeza de Franchella) con vasitos, cuhcraitas, etc... se veían escenitas que armaba que eran para morirse de la risa... hasta sus musicales junto al elenco, seguramente es un gran músico también, toca como los dioses las tumbadoras. ¿Qué sera de este tipo tan groso?.. ¡Por dios! ¡Qué regrese pronto a la tele a darle humor a esta porquería que tenemos hoy!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Clicky Web Analytics